Holter

Valor de la extrasistolia ventricular en conjunción con la fracción de eyección en supervivientes de infarto en la era fibrinolítica.


Se aprecia que en los pacientes que tienen fracción de eyección menor del 35% y además más de 10 extrasístoles/hora la supervivencia es significativamente peor.

Variabilidad de la frecuencia cardiaca

Actualizado el 10 de Mayo, 2003

La variabilidad de la frecuencia cardiaca explora la normalidad o patología mediante las variaciones de la longitud de unos intervalos RR con respecto a otros, yendo más allá de simplemente su frecuencia instantánea en el tiempo.

Los requisitos de los registros para poder hacer medidas de frecuencia cardiaca son que la señal debe ser digitalizada a una frecuencia adecuada, de 250 a 500 Hz, siempre en cualquier caso mayor de 100Hz.

La longitud del registro debe ser al menos 10 veces la longitud del ciclo del fenómeno de menor frecuencia que queramos investigar, sin extenderlo excesivamente porque en ese caso empieza a comprometerse la estabilidad del registro.

Medidas de variabilidad de frecuencia cardiaca

Dominio de tiempo: intervalo NN medio, frecuencia cardiaca media, diferencia entre NN más largo y más corto. SDNN, desviación estándard de los intervalos NN. El inconveniente de SDNN es que aumenta con la duración del registro. SDANN, desviación estándar de las medias de intérvalos de 5 min de NN. Elimina la variabilidad causada por ciclos más cortos de 5 min (explora componentes de período largo). NN50 número de intervalos RR contiguos que se diferencian más de 50 msec. PNN50 es el cociente entre NN50 y el número total de NN. RMSSD. Raíz cuadrada de la suma de diferencias al cuadrado entre intervalos consecutivos. Mide variabilidad global.

HRV triangular index. Es el cociente entre NN totales y NN en el bin que agrupa más intervalos de frecuencia cuando se hace el histograma de NN.





Dominio de frecuencia

Se basan en la transformada de Fourier de los intervalos RR. Se segmentan las frecuencias en una zona de frecuencia alta (HF), frecuencia baja (LF) y frecuencia muy baja (VLF) y se establecen comparaciones entre la potencia del espectro contenida en cada una de esas bandas.

HF parace la expresión de la actividad vagal, mientras que LF está menos claro, pero en cualquier caso está influido por el sistema simpático. De este modo el cociente LF/HF se considera expresivo del balance simpato-vagal.






Revisado 31 de Mayo, 2003.



Sensibilidad Barorrefleja.



Se mide administrando un agente alfaadrenérgico puro como la etilefrina y viendo cómo causa un enlenteciento de la frecuencia cardíaca linealmente proporcional al aumento de presión arterial. La pendiente, medida en mmsec de alargamiento de ciclo/mmHG de aumento de presión da el valor de la sensibilidad barorrefleja. Valores normales: 14,8±9,2 mmsec/mmHg.

Este valor baja con la edad.

La sensibilidad barorrefleja es menor cuando el balance autonómico se ha desviado hacia el predominio simpático.

Se correlaciona poco con la HRV sugiriendo que ambas aportan información independiente.

Hay una escasa correlación de BRS~FE, no pudiendo por lo tanto afirmar que un gran infarto siempre cause una gran denervación, pero sí es cierto que la BRS está disminuida cuando la arteria del infarto está ocluida.

Se puede medir canulando la radial o de forma no invasiva.

El ATRAMI demostró que la BRS (<3 mmsec/mmHg), SDNN(<70msec), la fracción de eyección y los extras ventriculares predicen la mortalidad postinfarto, aportando información independiente entre sí.

El BRS es un buen predictor en pacientes de menos de 65 años, luego su descenso puede ser fisiológico, en cambio SDNN se mantiene como buen predictor en pacientes mayores.